El Australia Group

Luchar la extensión de armas químicas y biológicas. Consolidación de seguridad global.

Comunicado de prensa - Asamblea plenaria del Grupo de Australia, 2005

Coincidiendo con su vigésimo aniversario, el Grupo de Australia celebró su asamblea plenaria anual en Sydney del 18 al 21 de abril. La asamblea plenaria, primera celebrada en Australia, fue inaugurada por el Sr. Alexander Downer, Ministro de Asuntos Exteriores australiano. En la misma se subrayó el relevante papel desempeñado por el Grupo en las dos últimas décadas en la contención de la difusión de las armas químicas y biológicas y en la desactivación de algunos aspectos de la amenaza de proliferación. Además, se acordaron importantes medidas para reforzar los controles de las exportaciones de los participantes con el fin de prevenir la adquisición y el empleo de armas químicas y biológicas y fijar una agenda con visión de futuro para abordar los problemas nuevos y los emergentes, como el terrorismo.

El Grupo de Australia dio la bienvenida a Ucrania como nuevo participante, con lo que el número total de países participantes pasa a ser de 39, más la Comisión Europea. Dado el peso de su industria química, Ucrania realizará con toda probabilidad una valiosa contribución a la eficacia del Grupo.

Durante el último año ha crecido considerablemente el reconocimiento de las medidas de control del Grupo de Australia como referencia internacional. A este respecto, los participantes se congratularon del reciente anuncio hecho por Israel de que se adherirá a las directrices del Grupo, que éste animó a todos los países a adoptar voluntariamente. Para fomentar una amplia adhesión a las medidas del Grupo de Australia, los participantes siguieron desarrollando estrategias de difusión basadas en enfoques específicamente regionales. Reiteraron también su disposición a ayudar a los países a cumplir las obligaciones derivadas de la Resolución 1540 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, consistentes en el establecimiento de controles efectivos de las exportaciones.

En respuesta a los temores existentes en relación con el interés de los grupos terroristas por los dispositivos de dispersión de agentes biológicos, los participantes convinieron en añadir los aerosoles más peligrosos a la lista de control de equipos biológicos. Se revisaron los controles existentes sobre las bombas y los organismos genéticamente modificados para facilitar su aplicación y ayudar a los exportadores a comprender mejor sus obligaciones. Como parte de los esfuerzos que viene realizando el Grupo por mantener actualizadas sus listas comunes de control y garantizar su adecuación científica, los participantes acordaron también estudiar la inclusión en las listas de control de otros 25 agentes biológicos.

Con el fin de mejorar la rapidez y la eficacia del intercambio de información entre los participantes, se creó el Sistema de Información del Grupo de Australia como herramienta de comunicación electrónica segura entre los mismos. Los participantes convinieron también en ampliar el sitio web del Grupo de Australia incorporando al mismo información práctica sobre la aplicación de los controles de las exportaciones y traduciéndolo a las lenguas oficiales de las Naciones Unidas.

El Grupo de Australia decidió realizar un análisis de los actuales controles de los participantes sobre el corretaje con vistas a elaborar directrices sobre buenas prácticas. El reforzamiento de los controles sobre el corretaje y otras actividades de intermediación ayudará a los participantes a desmantelar las actividades de compra, como las realizadas recientemente por la red de proliferación dirigida por Abdul Qadeer Khan.

Los debates relativos al intercambio de información y a la ejecución de los controles fueron muy esclarecedores en cuanto a las conductas de proliferación de actores estatales y no estatales y a las medidas prácticas para luchar contra las mismas. El Servicio Australiano de Aduanas organizó el 22 de abril un ejercicio en directo de tipo documental para funcionarios encargados de la ejecución de los controles en el que se pusieron en práctica algunas de las medidas comentadas en la asamblea plenaria.

El Grupo de Australia se fijó una agenda de trabajo futuro muy activa y centrada en el reforzamiento de su papel como baluarte internacional contra la difusión de las armas químicas y biológicas en apoyo de las obligaciones dimanantes de la Convención de Armas Biológicas y de la Convención de Armas Químicas. Entre las cuestiones que concentran el interés figuran la expansión de las actividades de difusión acentuando sus aspectos prácticos, la lucha contra el terrorismo mediante una labor de sensibilización más eficaz y controles más estrictos de las fuentes, el control del corretaje y de otras actividades de los intermediarios y el análisis de las tecnologías emergentes que podrían utilizarse para el desarrollo de armas químicas y biológicas.

Los participantes se comprometieron también a seguir garantizando que los controles de las exportaciones para prevenir la proliferación no obstaculicen el comercio legítimo y la cooperación técnica en los sectores químico y biológico.

Los participantes manifestaron su agradecimiento a Australia por su eficaz y eficiente presidencia del Grupo durante los últimos veinte años.

Para mayor información sobre las actividades del Grupo Australia: www.australiagroup.net