El Australia Group

Luchar la extensión de armas químicas y biológicas. Consolidación de seguridad global.

Comunicado de prensa - Reunión del Grupo Australia

Junio de 2004

Los días 7 a 10 de junio el Grupo Australia celebró en París su asamblea plenaria anual, dirigida a reforzar las medidas de control de las exportaciones aplicadas por los países participantes con el fin de impedir la producción y difusión de armas químicas y biológicas.

El Grupo Australia dio la bienvenida a cinco nuevos miembros: Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania y Malta. En la asamblea plenaria de 2004 han participado la totalidad de los nuevos miembros, lo que ha supuesto un mayor alcance de las actividades del Grupo.

La asamblea plenaria de 2004 se celebró sobre el telón de fondo de importantes cambios en el ámbito de la no proliferación a escala global: la decisión adoptada por Libia de abandonar su programa de armas químicas, el descubrimiento de la red de proliferación de Abdul Quader Khan y la adopción unánime de la Resolución 1540 del Consejo de Seguridad de la ONU. Dicha resolución insta a los Estados para que establezcan, entre otras medidas de no proliferación, controles nacionales eficaces a la exportación. La labor del Grupo Australia supondrá una contribución fundamental a los esfuerzos internacionales dirigidos a la aplicación de la Resolución 1540 del Consejo de Seguridad de la ONU.

En este contexto, los participantes observaron que las medidas del Grupo Australia gozan de una aceptación cada vez mayor como referencias internacionales en materia de control de las exportaciones relativas a armas químicas y biológicas, aceptación que se debe en gran parte a las actividades de divulgación que el Grupo realiza de manera continuada. En consecuencia, los participantes acordaron una serie de estrategias para lograr una formación y una asistencia mejor orientadas, especialmente a escala regional, con el fin de ayudar a los principales países proveedores y transbordadores a reforzar sus controles a la exportación, así como a otros países no miembros del Grupo que estén interesados en ello.

A la vista de las actividades de aprovisionamiento cada vez más sofisticadas, el Grupo Australia acordó abordar la cuestión del control de los servicios de corretaje. Tales controles podrían ser decisivos para restringir las actividades de los intermediarios y de las empresas tapadera.

Como parte de los esfuerzos del Grupo para mantener actualizadas y científicamente pertinentes sus listas comunes de control de productos, los participantes acordaron añadir cinco patógenos vegetales a las listas de control (la primera ampliación desde 1993), así como ampliar las exenciones médicas aplicables a una de las toxinas sujetas a control. Igualmente se empezaron a estudiar otras posibles ampliaciones de las listas de control, por ejemplo la inclusión de los sistemas de pulverización y de nebulización aéreas capaces de dispersar agentes biológicos en forma de aerosol.

Los debates sobre intercambio de información y sobre aplicación de las normas permitieron una mejor comprensión del comportamiento en materia de proliferación tanto de los actores estatales como de los no estatales, y también de los mecanismos para favorecer la aplicación de los controles a la exportación.

La próxima asamblea plenaria del Grupo Australia, que marcará su vigésimo aniversario, se celebrará en Australia en 2005.